Menú Cerrar

Sandra Echeverría acusa de racismo y maltrato al actor Aaron Taylor-Johnson

Compartir

En 2012, Sandra Echeverría consiguió una oportunidad única para abrirse camino en Hollywood al hacerse con un papel en la película Savages de Oliver Stone.

Tristemente esta experiencia, que debería haber sido un sueño hecho realidad, acabó convirtiéndose en algo muy desagradable para ella por culpa de sus compañeros de reparto.

La mexicana todavía siente un gran coraje cada vez que recuerda la forma en que la trataron los actores protagonistas: Aaron Taylor-Johnson y Taylor Kitsch.

En una de las escenas, la actriz estaba atada de pies y manos en la parte trasera de una camioneta conducida por los intérpretes, quienes la habían secuestrado en la ficción. Entre toma y toma, los dos se dedicaron supuestamente a arrancar y frenar el vehículo bruscamente para que ella se golpeara contra las paredes del mismo.

‘’Decidí no decir nada y aguantarme, pero los odie. Dos adolescentes soberbios famosos fueron capaces de hacer eso’’, confesó en Twitter.

Para empeorar la situación, aquel día su papá fue al set de rodaje y estaba viendo todo lo que sucedía desde detrás de las cámaras. ‘’Estaba morada de coraje. Yo toda lastimada bajé’’.

Sandra aclararó que se trató de un caso de bullying, no de acoso, pero lamenta no haberles puesto un alto en aquel momento.

Desde luego, tiene claro que en la actualidad no se habría callado. El único consuelo que le queda es que meses más tarde Aaron Taylor-Johnson sí se acabó disculpando con ella cuando volvieron a coincidir en la premiere, de lo que se deduce que sabía que había cruzado un límite imperdonable, pero Taylor nunca mencionó lo ocurrido.

Fuente: ya

Artículos relacionados