Menú Cerrar

Así fue la boda de Kourtney Kardashian y Travis Barker en Italia

Compartir

Este fin de semana Kourtney Kardashian y Travis Barker acudieron al altar para darse el nupcial “sí, acepto”, por tercera vez, en Castello Brown, Italia.

Durante el sábado, la pareja permaneció en el pequeño pueblo de Abadía de San Fruttuoso junto a familiares y amigos, en donde Travis y Kourtney recibieron la bendición de la iglesia del municipio y cenaron pasta fresca al pesto, lubina y vino italiano, en el restaurante Puny.

Kourtney sorprendió a todos con un look nupcial con el cual rompió las reglas al lucir un vestido corto negro con copas detalladas, el cual acentuaba perfectamente su silueta gracias a su forma en corset, una virgen estampada y decorada con detalles en piedras de colores, en el torso, coordinado con guantes largos negros y un corto velo de tul, firmados por Dolce & Gabbana.

Finalmente el gran día para Travis y Kourtney fue el domingo en Villa Olivetta, una casa dentro de la idílica finca de Domenico Dolce y Stefano Gabbana, una mansión de principios de siglo con una torre de vigilancia almenada, terrazas para comer al aire libre y amplias vistas al Mediterráneo.

Kourtney llevó al altar -decorado con oro- un vestido corto y ajustado en forma de corset, detallado, con encaje en la parte baja, guantes de mesh blancos y un largo velo que llevaba flores bordadas a mano inspiradas en los jardines mediterráneos de la ciudad costera y una imagen como representación de la Virgen María.

Del mismo modo, Kourtney lució stilettos de encaje en color blanco, mientras que Travis llevó un elegante smoking negro.

Los novios fueron acompañados en su gran celebración por Kris Jenner, las hermanas de Kourtney, Kylie Jenner, Kendall Jenner, así como Khloé Kardashian y Kim Kardashian, quienes acudieron con un look muy gótico a la ceremonia.

Además acudieron celebridades como Andrea Bocelli -quien engalanó el momento con su talentosa voz-, Megan Fox, Machine Gun Kelly y Beyoncé a la tercera boda de la romántica pareja que no deja de gritar al mundo su amor.

Fuente: ya

Artículos relacionados