Andrea Legarreta, devastada tras los memes del dólar

Checa el cameo de Stan Lee que no viste en Spider-Man Un nuevo universo
14/02/2019
Carmen Salinas pide que le regresen su pie derecho
14/02/2019

Andrea Legarreta, devastada tras los memes del dólar

Aunque Andrea Legarreta ha logrado consolidarse como una de las conductoras más importantes del programa Hoy, la artista reveló el difícil momento que vivió cuando fue criticada por su comentario sobre el precio del dólar en México.

Durante una sección del matutino, Legarreta relató: “el momento más duro (fue) cuando se ensañaron conmigo y fueron muy duros en las redes con lo del tema de la economía, hablábamos de que el dólar había aumentado muchísimo, era una sección que estaba escrita por gente que sabe de eso y nosotros pues teníamos que comunicarle a la gente de alguna manera que estuvieran tranquilos”.

Al respecto de la frase “el dólar no afecta la economía de los mexicanos”, Andrea explicó: “incluso a mí se me adjudica una frase que nunca dije, y que no la pienso, y que se necesita ser muy bruto para pensar que el dólar no afecta la economía no solo de México, sino del mundo, y claro que afecta, y lo sé”.

Acto seguido, narró todo lo que sintió al ser agredida en redes sociales. “Lloré mucho, la gente no lo sabe, pero yo todos los días llegaba a trabajar sin ganas de estar ahí. También me sentí dolida en casa, dentro de mi misma casa, que es un tema que le pudo haber tocado a cualquier conductor, yo sabía que no había hecho nada malo, ni que había cometido ningún crimen, pero hubo un momento en que sí parecía. Haz de cuenta que yo hubiera salido a decir algo terrible, imperdonable, fueron capaces de escribirme cosas como ‘ojalá que tú y tus hijas se mueran’, ‘voy a hacerte cosas terribles y a tus hijas enfrente de ti’. Era una constante, que tipos me mandaban fotos armados, me decían cosas que (se le quiebra la voz llorando). En el día salía del programa, llegaba a la casa, bajaba las cortinas y me metía a la cama a llorar, veía la hora, decía ya van a llegar mis niñas, me limpiaba, me lavaba la cara, me arreglaba, les sonreía, les daba la bienvenida, me desconectaba, y como Erik no estaba en casa, las niñas dormían conmigo, entonces ya que se quedaban dormidas, por más que la gente me decía no leas, no los tomes en cuenta (yo lo hacía)”.

Finalmente, la también actriz reflexionó y confesó: “me agarraron en un momento vulnerable, como con defensas bajas anímicamente quizás, y si me dolía. (…) Siempre he creído que de las cosas malas salen cosas buenas, hacerme la piel más gruesa, no soy insensible, aprendí a elegir a qué darle valor y a qué no, entonces también ellos me enseñaron a pasarle esa fortaleza a mis hijas, les hablé del tema, y a ellas también de alguna manera les puede tocar”.